14.11.16

La joya de la Praza Maior de Lugo

El teatro romano de Lucus Augusti

La actual situación de abandono de la Praza Maior, y la necesidad evidente de un nuevo proyecto para uno de los principales ámbitos urbanos de la ciudad, permite recordar que este lugar guarda, a poco mas de 1 metro de profundidad, un tesoro arqueológico capaz por si solo de cambiar el futuro devenir de Lugo como referencia turística. 

     Máscaras teatrales romanas del Museo de Lugo


Antecedentes.
En el siglo XVII, en el libro Argos Divina, el canónigo de la catedral Juan Pallares Gayoso describe, por encontrarse aún en pié ante sus ojos, las gradas de teatro romano de la ciudad de Lugo:

"En la plaza Mayor, que llaman de las Cortiñas de San Roman, ai un promontorio de guijarros hermanados con argamasa, y de la misma fortaleza, que los de la fuente del castiñeiro, y Baño; muchos se persuaden, fue artificio de los Romanos, para cerrar la entrada de las minas, y abrirla quando importase; este sentir tiene repugnancia, por contar del mismo artificio de la obra superfluo de ella, para el intento referido; con que otros por las escaleritas que al controno hasta lo alto forman los guijarros, juzgan fue Rollo antiguo, que el que se hizo en el Campo de San Roque fuera de la Ciudad, en mui moderno año 1548, se remato su obra. Llegarase a creer es ruina, y vestigio de Amphiteatro, si en las Ciudades mas nobles de España los huvo de guijas, y fuerte argamasa de arena, y en cerco con sus asientos, o Teatro de piedra. Pero por corto su circuito no lo juzgo planta de Amphiteatro, según las estampas de los que usaron los Romanos" (Argos Divina..., Imprenta de Benito Antonio Frayz, Santiago de Compostela, 1700, pp. 19 ss.)

Coincide la descripción que hace el autor con el mejor emplazamiento posible para el edificio según las disposiciones de Vitruvio, en la actual Praza Maior, al sur del foro, en el lugar mejor soleado de la ciudad y protegido de los vientos dominantes del componente norte.
El edificio aprovecharía la pendiente natural del emplazamiento para situar las gradas en la parte más alta de la actual plaza.

Hipótesis del emplazamiento del teatro romano en la actual Praza Maior de Lugo

Los teatros se diferencian de los anfiteatros en que los primeros se utilizaban para las representaciones teatrales y líricas, mientras que los segundos recibían los espectáculos de lucha de gladiadores y de fieras.

Posiblemente Lucus Augusti contaba con ambos edificios, en el centro de la ciudad un teatro de carácter cultural, y extramuros, en la zona de O Carmen, el anfiteatro dedicado a los espectáculos de lucha.

Recientemente las excavaciones llevadas a cabo por los arqueólogos en la parte superior de la plaza han confirmado la existencia en el lugar de fuertes muros de cimentación de un gran edificio romano que incluso poseía sótano, y coincidente con los muros mencionados por Gayoso en su libro.
Al día de hoy los estudiosos de la ciudad no ponen en duda de la existencia del edifico del teatro en la Praza Maior:

"Polo tanto, teríamos indicios dun teatro situado nas inmediacions do foro (Plaza Maior) e nun ámbito interior do recinto urbano. Sen embargo, sospeitamos que, ante o minguado declive do terreno nesta zona, a súa cavea ou espacio para o auditorio se encontraría máis ben proxectada en altura e non tanto soterrada no zócolo natural."
Arqueóloga municipal de Lugo - C. Carreño Gáscon 
A MURALLA DE LUGO: PATRIMONO DA HUMANIDADE - 2004

Hipótesis del emplazamiento del teatro romano en la actual Praza Maior de Lugo

Posiblemente la posición del edificio ocupaba el ámbito entre las actuales bolas de hierro emplazadas frente al edificio del Concello y el templete de la música.
El centro de la cavea ocuparía el lugar donde se emplaza el actual tablero de ajedrez, de escaso uso en los últimos tiempos, y el tamaño del edificio sería similar al excavado en la ciudad gaditana de Baelo Claudia: un teatro de pequeño tamaño con una capacidad aproximada de 500 espectadores.

La cimentación del edificio quedaría bajo los actuales parterres con rosales, y su solo descubrimiento pondría a la ciudad de Lugo entre las pocas del imperio que cuentan con un tesoro de semejante categoría.

De confirmarse la existencia de la cimentación de este edificio principal tendríamos ante nosotros la evidencia del primer edificio cultural de Galicia. El lugar donde se recitaron a los clásicos por primera vez en este territorio del N.O. del imperio, y posiblemente el lugar donde se sementó la lengua gallega como resultado de la fusión del latín con la lengua vernácula.

VER:

Hipótesis del teatro romano de Lucus Augusti.

La actual situación de deterioro del centro urbano, unido a la futura asignación de fondos europeos para realización de nuevos proyectos urbanos, pueden confluir en preparar los trabajos técnicos que permitan la confirmación de la existencia en el subsuelo de esta zona urbana, y según se refleja en diferentes documentos históricos, de los restos de los muros del antiguo edificio del teatro de la ciudad romana de Lucus Augusti.

Y así poder realizar trabajos de prospección con georadar,  con un registro y toma de datos, mediante la contratación de empresa homologada para ello, en el ámbito superior de la Praza.
El trabajo a realizar tendría la duración de una jornada y es de carácter totalmente inocuo para los elementos existentes en la actualidad en la plaza.

Si se confirma este magnífico emplazamiento, una vez puesto al descubierto, no sólo no dañará ni mermará el actual uso y disfrute de la plaza, si no que potenciará su  importante significado cultural y urbano.

Máscaras teatrales romanas del Museo de Lugo

Una vez confirmada la existencia de los muros que albergaron el primer teatro de Galicia, y de acuerdo con los futuros proyectos que las inversiones previstas requieren, se puede establecer una puesta en valor de la ciudad generando un recorrido de alto valor patrimonial desde el mismo centro urbano, y los diferentes museos ya en funcionamiento, la zona de O Carmen y los tesoros allí existentes, y alcanzando las orillas del río Miño, con sus termas y el puente.

El Concello sabrá aprovechar la oportunidad para configurar una nueva disposición de los elementos de la Praza, según los últimos proyectos desarrollados en ciudades de origen romano como Zaragoza, Cartagena o Medellín con teatros recién excavados, y dotar a la ciudad con un nuevo “foro” cultural que será generador de valor para los ciudadanos y visitantes.

 © Carlos Sánchez-Montaña. 2016


Con fecha 17/11/2016 en la edición local de Lugo en La Voz de Galicia:

Abel Vilela no opina pero confirma testimonios de la existencia de vestigios de edificios


Adolfo de Abel Vilela, historiador de la ciudad de Lugo, sobre la existencia del teatro en la praza "no se manifiesta, pero recuerda los testimonios que hay de la existencia de restos de edificios en ese ámbito.
Adolfo de Abel Vilela señala que en el siglo XVIII hubo una solicitud para una corrida de toros en lo que hoy es la Praza Maior. El solicitante pidió permiso al Ayuntamiento para eliminar parte de lo que quedaba de un edificio, porque le estorbaba para el fin que perseguía. El Concello dijo sí, salvo un regidor, que se opuso. Alegó para mantener su oposición que aquello que se pretendía demoler era un vestigio romano, y que la gente lo utilizaba para sentarse. Argumentó también que en ese momento era la única parte de la plaza que tenía pavimento -probablemente romano- y que resultaba muy útil para la venta de grano.


Vilela indica que la primera pavimentación en siglos recientes de la plaza se llevó a cabo en 1831, bajo la dirección de Alejo Andrade Yáñez, ingeniero-arquitecto y académico correspondiente de la Real Academia de la Historia. 

Pavimentación en el XIX
En 1837, en un informe a la Academia da cuenta de lo que halló durante los trabajos, y cita restos de un edificio construido con un mortero tan duro que creó dificultades para desarrollar los trabajos de explanación. Esta pavimentación se hizo con lajas de granito y cantos rodados. Por tanto, señala Adolfo Abel,«está claro que alí houbo edificios e que foron de importancia."

22.7.16

MAGDALA - VENUS

Hoy 22 de julio se celebra a "Magdalena", “expresión talmúdica que significa cabello crespo de mujer”.
Los artistas iniciados en los secretos de la antigüedad (Tiziano y Da Vinci) reconocían en Ella a la misma representación del AMOR: La diosa Venus.

VENUS DE BOTTICHELLI

MAGDALA DE DA VINCI

MAGDALA DE TICINAO

VENUS DE BREAKSPEARE

No es casual que su día sea exactamente tres antes al de Santiago y que Venus y Magdalena sean representadas por la Vieira de los Iniciados y con los mismos ropajes y tocados.
En las ciudades antiguas los templos a Venus fueron cristianizados por Magdala y otras "Marías" de influjo marino o fluvial.

Hoy 22 de julio y "VIERNES" es el "Día del AMOR", acudamos a sus "templos de agua" y presentemos nuestros respetos a Ella.

© Carlos Sánchez-Montaña. 2016

20.6.16

Asseconia, la génesis urbana de Compostela. Estudio arqueográfico


RESUMEN
La ciudad de Santiago de Compostela tiene sus orígenes en su fundación romana en el siglo I como enclave fuerte, su nombre de origen celta la delata: Assegonion o Asseconia (*Ad-sego- 'La muy fuerte'). Las excavaciones arqueológicas que han tenido lugar en la Catedral de Compostela y su entorno, presentan un núcleo de población inicial definido como una "mansio viaria" en la vía romana XIX. La investigación presentada, en forma de sinopsis, establece con una metodología denominada “ARQUEOGRAFIA URBANA”, y desde la base del método deductivo aplicado a la geometría, una hipótesis sobre la forma y orientación del enclave romano, su dimensión sobre el territorio, la configuración de sus calles, y de su muralla sobre la cartografía histórica de la ciudad de Compostela.


https://sociedadeantropoloxicagalega.wordpress.com/



ALCANCE DEL ESTUDIO
Como resultados más destacados de la aplicación de la metodología de la “Arqueografía Urbana” en el caso concreto del enclave de Compostela se presentan los siguientes:
-Existió un proyecto para el enclave. La hipótesis gráfica permite interpretar, entre otras cuestiones, el por qué de la forma de la ciudad y sus límites.

-Determinada la hipótesis de la forma del enclave y de su escala sobre el territorio se procedió al estudio arqueográfico de áreas individualizadas. A través de este proceso se analizaron tejidos en los que fosilizaron evidencias urbanas y arquitectónicas. Este análisis en áreas acotadas permitió comprobar diferentes estructuras que se relacionan con la trama urbana antigua y con la posterior de origen medieval. (Monte del Viso, Plaza de la Quintana, Torre del Tesoro, Rúa do Vilar etc.)

-Por último el estudio resuelve el trazado geométrico que soportó el proyecto de la muralla realizada en la urbe bajo imperial entre los siglos III-IV d.C., descifrando su implantación sobre la ciudad antigua.
PLANO ARQUEOGRÁFICO DE ASSECONIA SOBRE COMPOSTELA


© Carlos Sánchez-Montaña. 2016








20.4.16

Mito y realidad sobre Compostela.


Según la leyenda, la "Reina Lupa" era la regente del territorio donde hoy se levanta Compostela, y además pariente de Julio César.

Según la arqueología moderna el Panteón familiar en el subsuelo de la Catedral de Santiago fue erigido en origen por voluntad de "Atia Moeta" para su nieta fallecida a los 16 años.

"Atia" era también el nombre de la hermana de Julio César y madre de Augusto.
Atia Moeta significa en latín Princesa Atía.

VER: HISTORIA DE LA CATEDRAL Y SEPULCRO DE SANTIAGO


Siendo  Moneta, epíteto que deriva del verbo monere (‘avisar, advertir, aconsejar’) y significa por lo tanto ‘avisadora, advertidora, consejera’.

VER: Romanos, galos y otras aves territoriales (sobre la etimología de MONEDA)

Era "Atia Moeta" la verdadera "Reina Lupa" del territorio de la Callaecia romana, y su enclave de gobierno fue el de "Asseconia", "la muy fuerte", en el mismo solar que hoy ocupa la ciudad de Santiago de Compostela.

VER: ASSECONIA

"Atia Moeta", como miembro de la realeza romana y emparentada con el emperador Augusto, representaba la esencia de la misma ciudad de Roma en el N.O. de Hispania, en el territorio de la Callaecia, y por ello ella encarnaba a la genuina "Lupa Capitolina".

VER: LUPA CAPITOLINA

La legendaria "Reina Lupa" "avisadora, advertidora y consejera" para los Príncipes Cóporos que administraban el territorio central gallego entre los enclaves de Lucus Augusti y Asseconia.


Atia Moeta la Reina Lupa de Asseconia.

VER: LOS PRINCIPES COPOROS






© Carlos Sánchez-Montaña. 2016


19.2.16

Etimología urbana de los términos "carajo" y "cipote".

Ejercicio de como ser técnico en urbanismo y a la vez ser bien comprendido.

"Las palabras encierran dentro de sí la memoria de sí mismas. Acuñadas como las monedas, guardan en el jeroglífico de su figura la historia y el relato de todo cuanto pueden evocar y sugerir..."
Eugenio Trías


No trato de escandalizar al lector con términos provocadores, al contrario, esta nota busca recuperar la memoria de algo perdido.

Establece la Real Academia Española de la lengua la siguiente equivalencia:
"mandar a alguien al cipote"
1.loc. verb. coloq. Ven. "mandar al carajo".
Donde  "cipote"
De cipo.
1. m. Mojón de piedra.
2. m. Hombre torpe, zonzo, bobo.
3. m. Hombre grueso, rechoncho.
4. m. cachiporra (? palo).
5. m. Palillo del tambor.
6. m. vulg. miembro viril.

Y "carajo, ja"
De or. inc.
1. m. malson. miembro viril.

Es conocido por casi todo el mundo que utiliza la lengua castellana, gallega o portuguesa que los términos "cipote" y "carajo",  "carallo" y "caralho" sirven para mencionar al miembro viril, en general el de los individuos macho de las distintas especies mamíferas.

Desde hace muchos siglos la tradición literaria menciona a carajos y cipotes para el prohibido deleite de algunas mentes humanas. Lo que desconoce la mayoría de los hablantes es el origen técnico y simbólico de ambos términos, y que como en tantas formas de nuestra cultura olvidada, el significado original ha sido subvertido por acción e interés de algunos.

CARAJO - CARALLO - CARALHO - CARALL
Cara: Del celta *caliavo, der. de *kal-, piedra..
Coromines lo documenta desde la primera mitad del siglo XV, en el Cancionero de Baena, a su juicio, es un hipotético étimo prerromano *kar ("piedra").
Leo Spitzer ofrece como alternativa un hipotético vocablo íbero-latino *characulum, diminutivo del bien documentado charax ("estaca petrea" "castillo").

Carajo - Piedra alargada
Los estudiosos no se han puesto de acuerdo del sentido etimológico del término "carajo", aunque existen certezas unánimes sobre su "carácter" pétreo.

Un carajo describía desde la lengua celta una piedra similar a un "menhir"
Del fr. menhir, y este del bretón menhir, de men 'piedra' y hir 'larga'.
1. m. Monumento megalítico que consiste en una piedra alargada colocada verticalmente en el suelo, según la Real Academia Española

Por otra parte y según la propia Academia.
CIPOTE
De cipo.1. m. Mojón de piedra.
El origen etimológico procede de la palabra latina "cippus" cipo. ..(piedra, poste, pilar) que proviene de la lengua siria "cip" y "cipa": (piedra).

CIPO ROMANO
El "cipus" era en el imperio romano la piedra monolítica que delimitaba el área urbana del área rural.
Eran cuatro "cipus" los principales, uno en cada esquina del pomerium perimetral y recibían  el nombre de los "cippi pomoerii", delimitando el territorio de la urbs (dominio de los ciudadanos) del ager (dominio de agricultores y soldados).
El pomerium no era una muralla, sino que se trataba de una línea imaginaria, definida legal y religiosamente y marcada con cuatro mojones de piedra en sus vértices: los "cipus".

En la ciudad de Lugo se han encontrado tres de estos "cipus", uno de ellos en su estado completo. Y son varias las evidencias arqueológicas de estas piedras fundacionales de las urbes romanas de Europa.
CIPO FUNDACIONAL DE LUCUS AGUSTI

En una primera conclusión, y si nos atenemos a las etimologías de ambos términos, tanto un carajo como un cipote son piedras erguidas que se hincan en la tierra como señal simbólica.

Son el carajo, como estaca pétrea, y el cipote, que en conjunto de cuatro simbolizaban los límites de la ciudad, elementos de origen urbano, frente al término menhir que tiene carácter agreste.

Les distingue solo su origen etimológico: el "carajo" es de origen celta, el "cipote" sirio-latino, y el "menhir" bretón, pero los tres tienen un mismo significado: "piedra erguida sobre la tierra", los dos primeros relacionados con la ciudad y el tercero con el territorio abierto.
MENHIR
Hoy todo el mundo globalizado utiliza el término "menhir" en su sentido original, y sin embargo sus compañeros en castellano, gallego o portugués han sido subvertidos.

Propongo recuperar su original y compartida "etimología urbana".

¡Vete al carajo!
"fam. Expresión que sirve para rechazar a una persona con enfado y disgusto."
Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.

Si consultamos el diccionario de la Real Academia Española podemos comprobar como ofrece un valor equivalente para ambos términos, y señalando que "mandar a alguien al cipote" es similar a "mandarlo al carajo". 

Propongo que ambas frases encierran en si mismas el verdadero origen de ambos términos, un significado “técnico” que ha permanecido en la memoria popular de los pueblos de Hispania sin ser reconocido por los hablantes: "Mandar a alguien al "rincón".
VETE AL RINCÓN

Es común que en las aulas de infantil, independientemente de la época histórica o del programa escolar, que cuando un alumno se salta la disciplina o pierde la compostura, el maestr@ lo envía a un rincón del aula para que se tranquilice y recapacite sobre su comportamiento guardando silencio.
Se le enviaba al rincón, a la esquina del aula.

Es mi parecer que los dichos "vete al carajo" y "vete al cipote"  encierran el mismo significado que el de "vete al rincón", ya que ambos términos designaban en la antigüedad a las cuatro piedras verticales sobre el terreno que delimitaban la ciudad en sus cuatro esquinas.

Y que cuando alguien se "pone muy pesado", al igual que un infante en la escuela, se le envía al carajo-cipote para que deje de molestar.

Se le envía literalmente a la esquina de la ciudad, a uno de los cuatro rincones de la antigua configuración urbana teórica, para que medite y guarde silencio.

Ya que son el carajo y el cipote elementos simbólicos que determinaban los límites de la ciudad y como tales elementos urbanos. 

CIPOS ROMANOS

"Quinto carajo"
"en el quinto carajo; [loc. adv.] (col.) (pf). Muy lejos, muy distante." 
Abundando en las conclusiones anteriores la frase hecha para mandar a alguien al "quinto carajo"  encierra el lugar mas alejado y distante posible, y eso es así ya que los carajos urbanos eran cuatro y el quinto no existía. Nombrar al "quinto carajo" significa señalar un lugar fuera del territorio urbano.

Es el "quinto carajo" un lugar extramuros e imaginario. El lugar mas alejado posible de quién lo nombra.

Para finalizar, justifico este artículo y las palabras "mal sonantes" en él utilizadas de forma abundante, con la única finalidad de recuperar elementos que en otro tiempo fueron propios de mi oficio, y que hoy pocos recuerdan.

CIPO FUNDACIONAL DE LUCUS AGUSTI

Es muy evidente la trasmutación del significado original de los términos en el de carácter sexual, la morfología de las piedras erectas son fácil representación del poder masculino, pero no deja de sorprender como el término bretón “menhir” ha permanecido inalterable en su significado, y como en el territorio hispano los símbolos antiguos han sido subvertidos de forma obscena en las lenguas romances peninsulares.


© Carlos Sánchez-Montaña. 2016





5.2.16

SANTA EULALIA DE BOVEDA - LUGO

Trabajo de investigación sobre el conjunto monumental de Santa Eulalia de Bóveda en Lugo. 
Publicado por Carlos Sánchez-Montaña 2006.

http://santaeulaliaboveda.blogspot.com

 Taurobolio
ESCENIFICACION DEL TAUROBOLIO

El trabajo fue desarrollado en el 2005, durante el Curso de Doctorado realizado en la Universidade Da Coruña titulado "Arquitectura en Galicia" y bajo la tutoría del director del departamento de Tecnología de la Construcción Dr. Juan Pérez Valcarcel y utilizando el levantamiento de los actuales restos del edificio dibujados por los integrantes del Departamento de Representación y Teoría Arquitectónica de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura da Coruña.

© Carlos Sánchez-Montaña.