18.5.09

¿Porqué le llaman “Venus” cuando deben de decir “Mater”?


En este “lapso de tiempo”, de apenas 40.000 años, a ninguno de nuestros antepasados se le podría haber ocurrido llamar como “Venus” a este magnifica imagen tallada en marfil proveniente de una hembra de mamut. La imagen de la “Magna Mater” más antigua realizada por un hombre.

Solo cuando hemos alcanzado la ignorancia absoluta sobre lo que somos y quienes nos antecedieron, y a la vez podemos difundir las ocurrencias más equivocadas de forma global, aparece este objeto desde la prehistoria para dejarnos en el mas completo ridículo.

Dice la noticia:
“Pau Mellars escribe en un artículo que publicará mañana la revista científica "Nature" que la nueva venus es casi pornográfica teniendo en cuenta los valores estéticos y morales de la actualidad.”

Y completa su compañero:
“Su objetivo o uso final no dejará de ser, pese a todo, un misterio, como reconoció Conard, quien comentó con algo de sorna: "yo no estaba ahí hace 40.000 años, por lo que desconozco su verdadera utilidad".

Pero ambos no han tenido empacho de llamar “Venus” a la más antigua imagen de Madre jamás encontrada.

Las nueva técnicas de fecundación “in vitro” están dando resultados co-laterales muy perniciosos. Un objeto de valor incalculable, para sus dueños verdaderos, y para la humanidad por completo, se ha convertido en una imagen casi pornográfica de la que solo podemos imaginar un uso lascivo.

Que la crisis mundial condene a estos obtusos arqueólogos a tener que cultivar los campos, o a cazar animales para sobrevivir, que tengan que esperar la fecundidad de la madre-tierra para poder mantener a sus familias y alcanzar la supervivencia.

No solo desaparecerán las imágenes pornográficas de sus mentes, sino que alcanzaran a conocer el profundo significado de este delicado hueso de mamut tallado por un verdadero artista.

© Carlos Sánchez-Montaña

5 comentarios:

  1. En efecto, es totalmente incompresible como la historiografía y la arqueología contemporánea basada en un evolucionismo excluyente desprecia, aunque sólo sea como hipótesis científica, todo aquello que no puede entender. Además, ven como mero órgano genital aquella "puerta estrecha" u "ojo de la aguja" por la que todos debemos retornar a los orígenes y a través de la cual todos hemos sido paridos o "visto la luz". Tal opinión de la Magna Mater sólo puede entenderse desde la razón excluyente occidental y debe entenderse como uno de tantos intentos, conscientes o inconscientes, del poder factico de quienes quieren dar a entender que el ser humano, que, según ellos, antes era tonto y ahora listo (lo que supone una diabólica interpretación del Libro VII de la Poetica de Aristóteles) no es más que un compuesto fruto del azar.

    ResponderEliminar
  2. Don Carlos, ¿cómo puedo enviarle una imagen que creo que guarda bastante relación con la susodicha? Ya sabrá que estoy trabajando con el tema de Baubo, y aprovechando la ocasión he comprobado un paralelismo entre ambas.

    ResponderEliminar
  3. Lo que ocurre es que miran con ojos de adulto, creyéndose tales y deberían recordar que son niños y verían a la Mater.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo1:18 p. m.

    Me gustaría saber, Don Carlos, porque propone usted que tal obra la realizó un "hombre". Creo sinceramente que con la sensibilidad que usted denota en este post debería dejar la autoría abierta también a la "mujer", a la creadora, a la fuente...

    ResponderEliminar
  5. Anónimo8:07 p. m.

    excelente comentario. arqueólogos obtusos?, yo diría mas que brutos. deberían quitarles ese honor académico. La ciencia viva tiene corazón no esta parametrada.

    ResponderEliminar