25.6.06

Arquitectura Sagrada

...El aspecto sagrado de la Arquitectura, tanto de la Obra en sí como del proceso proyectual. En este sentido, se ha dicho y demostrado que la Arquitectura, para poder ser considerada como tal, es una física desprendida de una metafísica. Y se ha visto que en absoluto esto debe considerarse como una forma de pasado sino, por el contrario, una posibilidad siempre actual en la medida que son los símbolos, ritos y mitos los soportes para que la Arquitectura exprese aquellas ideas universales que, en virtud misma de su universalidad, lo son para todas las generalidades....
Josep María Gràcia Bonamusa. Simbólica Arquitectónica 2001

Arquitectura Sagrada
Las palabras se corrompen con mas facilidad que la piedra.
La arquitectura permanece sobre la tierra como señal de la revelación.


Templo de Jano en Roma
Desde tiempo muy antiguo se levantaba en Roma el templo de Jano, fue representado en monedas acuñadas por Nerón y sabemos por ello de sus características:
El edificio era de forma perfectamente cúbica y de dimensión de 20 codos (8,88 m.) en altura y en cada uno de los lados de su planta cuadrada.
El camino que conducía hasta su templo, un sendero de uso peatonal exclusivo, era la representación de un camino de iniciación a misterios y conocimientos interiores, que ligaban al devoto con el cosmos. Este sendero recibía el nombre de "Callis Ianus" (Sendero de Jano) y era utilizado como camino de culto e iniciación personal.
El ritual comprendía que, al final del camino, el devoto se introducía en el templo por la puerta de oriente, realizando un recorrido en sentido de las agujas del reloj y, tras rodear la imagen del dios, salir por la puerta de Occidente. De esta forma, purificaba su espíritu al contacto directo con el eje del mundo.


Templo de Jano en Autun
En el siglo I a.C se levanto el templo a Jano en Augustudum (Autun) se conserva aun parte del edificio de planta cuadrada.


La Kaaba en La Meca
La Kaaba (termino que etimológicamente significa cubo) es un templo que lleva el nombre de Baitullahi-l-haram, "la casa sagrada de Allah" y su origen se remonta a la más alta antigüedad
El solar de la Kaaba corresponde al de la estrella polar. En la tradición de los fieles ese lugar es "El Centro del Universo".
La Kaaba en la Meca es el lugar de peregrinación de los árabes, que acuden allí para adorar a Allah, el único, y cumplir en torno de ella siete rondas rituales, instituidas por sus antepasados, llamadas "at-tawuaf".
Los musulmanes deben peregrinar al menos una vez en su vida a la Meca


La Cúpula de la Roca
Templo situado en Jerusalén, en el centro de la Explanada de las Mezquitas, uno de los lugares más sagrados de la ciudad, en el Haram al-Sharif, en la explanada en la que antes había estado emplazado el propio templo de Salomón. Fue construido entre los años 687 y 691 por el noveno califa, Abd al-Malik.

Los musulmanes creen que la roca que se encuentra en el centro de la Cúpula es el punto desde el cual Mahoma ascendió a los cielos para reunirse con Alá, acompañado por el ángel Gabriel. Es un lugar sagrado para los musulmanes. Los judíos afirman que ese lugar fue donde Abraham estuvo a punto de sacrificar a su hijo Isaac por orden de Yahveh, donde Jacob vio la escalera al cielo, y donde se encuentra el corazón del templo de Jerusalén. Otras tradiciones judías dicen que es el punto donde se puso la primera piedra para construir el mundo. El Islam recoge también la tradición del sacrificio de Abraham, aunque en la tradición islámica el hijo no era Isaac sino el primogénito, Ismael.


La Roca en el interior

Sin cambios esenciales durante más de trece siglos, la Cúpula de la Roca sigue siendo uno de los más preciosos y duraderos tesoros arquitectónicos del mundo. Su planta obedece a la fórmula del martyrium tardorromano: alrededor de la roca sagrada existe un doble deambulatorio que permite que los fieles lleven a cabo el ritual de la circunvalación. El edificio de planta octogonal posee un diámetro de 54 metros y justo encima de la roca sagrada se sitúa la cúpula que alcanza los 36 m. de altura, de estructura de madera y recubierta de cobre dorado.


Corticela de Compostela
El descubrimiento de la Tumba de Santiago en el “Campo de la Estrella”, hacia el año 829, marca el comienzo de una nueva época.
Bajo la Catedral de Compostela se guardan las huellas de una ignorada población cuyos restos más antiguos nos pueden llevar a la época prerromana.
Las excavaciones efectuadas en el subsuelo de la Catedral entre 1946 y 1959 muestran que está construida sobre restos que pertenecen al siglo III o IV, pero las huellas de ocupación del terreno se remontan al siglo I.
Bajo el crucero de la actual basílica se encuentran los restos de la antigua capilla de San Juan, de planta cuadrada y orientación análoga al templo de La Cortizela y visible aun hoy en día.
Este templo es muy antiguo. Existía ya en el siglo IX, lo que nos hace concluir que se construye al poco tiempo del descubrimiento de la Tumba del Apóstol y fue iglesia independiente de la catedral hasta el siglo XVI
Los devotos de Santiago viajan en peregrinación a Compostela entrando en la basílica por la puerta norte, situada entre las antiguas capillas de San Juan y Corticela.
En los años santos, los peregrinos se desvían del Camino habitual en la Rua Sacra, entrando en la Catedral por la Puerta Santa que da su frente a la Plaza de la Quintana.


San Miguel de Celanova
Hacia el año 936 se levantó allí el pequeño oratorio de San Miguel, como pequeña hospedería de peregrinos y memoria de Froila, el hermano de San Rosendo que había hecho la primera dotación del monasterio.
La capilla construida con perfectos sillares de granito mide 8,5m de largo por 6m de alto.
El cuerpo central, el más elevado, posee planta cuadrada con contrafuertes prismáticos y ventanas rasgadas en sus frentes.

Delante de la fachada este de San Miguel se encuentra una pequeña roca, un "callao" que tiene una relación directa con la arquitectura de la capilla.
Si se obvia el ábside de orientación Este se puede comprender el sentido del santuario.



Desde la posición de la roca exterior se contempla el interior del templo y viceversa, pudiéndose realizar, según el momento, el ritual tanto en el exterior como en el interior.
San Rosendo, que mando construir el templo y eligió su emplazamiento, contaba entre sus pertenencias de un ara portátil de pórfido y plata que le permitía ejecutar el ritual sagrado en el lugar de su elección.

© Carlos Sánchez-Montaña

1 comentario:

  1. Excelente Blog!!!

    http://www.grap-your-dick.blogspot.com

    ResponderEliminar