12.11.10

El cantero de "los pilares de la tierra"

Manuel Mallo Mallo, maestro cantero de la última catedral.

SAGRADA FAMILIA
CAPITELES Y COLUMNAS DE LA NAVE CENTRAL

El pasado domingo Benedicto XVI consagró como basílica el templo de la "Sagrada Familia", el sueño construido de Gaudí, el "arquitecto genial".
Millones de personas de todo el mundo han podido contemplar en sus pantallas de televisión las espectaculares imágenes del interior del templo. Las cámaras repasaban con detalle las columnas y capiteles de la nave central y su geometría singular. La naturaleza pétrea de la obra palpitaba bajo la luz.

Los últimos bestseller literarios han puesto en la imaginación del gran público la cercanía y los secretos de los antiguos oficios de los constructores de las grandes catedrales. La popular "Los pilares de la Tierra" de Ken Follet, y la reciente "Catedral del Mar" de Ildefonso Falcones han permitido conocer, a través de sus meritorios trabajos de documentación, los secretos que estas grandes obras de arquitectura y de los dueños del conocimiento que las hizo posible.

EL TEMPLO EN 1915

Las antiguas catedrales eran el centro sobre el que giraba la vida de las personas, y donde como crisoles de conocimiento se reunían los saberes secretos de los hombres en aquellos tiempos oscuros. Estos magníficos edificios nos pueden hacer pensar que los oficios y conocimientos que las hicieron posibles son totalmente ajenos a los tiempos actuales, sin embargo algunas veces la literatura histórica y el mundo real se guardan una oculta fidelidad.

INTERIOR NAVE CENTRAL

La sagrada familia de Barcelona fue diseñada por el arquitecto catalán Antoni Gaudí. En 1883, cuando Gaudí tenía 31 años, recibió el encargo de continuar las recién iniciadas obras del templo de la Sagrada Familia. Al hacerse cargo Gaudí del proyecto, lo modificó por entero (salvo la parte ya construida de la cripta) imprimiéndole su estilo peculiar. Gaudí proyectó cada elemento del edificio con una compleja geometría que utilizaba la naturaleza como modelo: las piedras, las olas del mar, las montañas. Son las formas de la naturaleza las que ofrecen a Gaudí las especiales formas geométricas que soportan su arquitectura, y son las formas de la naturaleza las que le llevaran a decidirse por utilizar la geometría reglada como solución a su nueva arquitectura.

Gaudí desarrollo una nueva arquitectura, proyectó su catedral a partir de la geometría reglada, en lugar de la anterior geometría euclidiana basada en las formas primarias como el cubo, la esfera y la pirámide. Las formas básicas de la geometría reglada desarrollada por Gaudí son el helicoide, el paraboloide y el hiperboloide. La geometría presente en la naturaleza y que hasta ese momento ninguna construcción u obra arquitectónica había utilizado.
EL TEMPLO EN LA ACTUALIDAD

Los responsables, tras la muerte de Gaudí, de llevar a cabo la construcción del templo de la Sagrada Familia tuvieron que aunar a la falta de documentación original del arquitecto la solución material de las formas inéditas de cada uno de los elementos, en muchos casos solo bosquejados por su autor.

De todos los elementos que se abordaron para su ejecución quizás los más importantes y complejos fueron el conjunto de columnas y capiteles que soportarían la nave central del edificio, la sucesión en la transmisión de pesos por un sistema de columnas inclinadas interiores, que más abajo soportan el peso de las bóvedas del templo y se unen de dos en dos en lo alto de la nave central. Las columnas ligeramente inclinadas hacia el interior se encuentran en la nave central. Las columnas están estriadas y son ligeramente cónicas con ocho y de diez lados y desarrolladas con formas hiperbólicas. Los capiteles a partir de los que las columnas se bifurcan, tienen forma elipsoidal y una altura de más de dos metros.

Los responsables de la obra se encontraron con un reto: ¿quién sería el cantero que podría tallar semejante encargo?

     LOS CAPITELES TERMINADOS  EN EL TALLER DE MANUEL MALLO

Hoy en día los ordenadores y las maquinas de corte asistidas por complejos programas informáticos permiten alcanzar una exactitud matemática para la obtención en piedra de tales formas complejas pero en los años setenta solo un cantero con un gran oficio podía hacerse cargo de semejante tarea.
Los arquitectos hicieron una valoración de los escasos candidatos que podían abordar la tarea y designaron a Manuel Mallo para que en su taller de Begonte en Lugo se pusiera a trabajar en el tallado de tan singulares elementos.
MANUEL MALLO EN SU TALLER

Mallo recibió unas piezas a pequeña escala realizadas en escayola, no levantaban más de cuarenta cm sobre el tablero de su taller, y se dispuso a analizar y obtener la compleja geometría que Gaudí compuso para su arquitectura.

Desde los años 70, Manuel Mallo trabajó en su taller de Begonte preparando su especial aportación a la construcción del Templo de la Sagrada Familia de Barcelona. Utilizando los escasos planos realizados por el arquitecto catalán y en colaboración con el equipo encargado de la construcción del templo barcelonés, Mallo talló en piedra las columnas de más de cuarenta metros de altura y sus espectaculares capiteles que configuran las naves centrales y laterales del templo. Forman este conjunto de piezas la principal arquitectura del interior del edificio. Estas espectaculares piezas arquitectónicas fueron realizadas con granito de las canteras de Fraguas, en Guitiriz (Lugo) y luego transportada por carretera hasta la ciudad de Barcelona.

TRABAJOS DE GEOMETRIA SOBRE LAS PIEZAS DE GAUDI

La dificultad de la empresa estribaba primero en comprender como la geometría reglada definía las formas de los elementos de Gaudí, para ello Mallo dibujaba a escala natural y sobre un inmenso tablero de dibujo de más de seis metros, la solución de la geometría, un basto problema de geometría descriptiva que posibilitaba el segundo paso: transmitir de manera exacta a sus operarios las líneas de corte que las enormes piezas de granito recibirían.
PIEZA TERMINADA

El trabajo de Manuel Mallo no ha tenido continuidad en el tiempo, los trabajos realizados para la basílica de Barcelona posteriores a su jubilación han sido realizados con la ayuda de potentes procesadores y programas de dibujo asistido. A través del programa de fabricación informático (CAM) que une mecánica y arquitectura, es posible reproducir cualquier forma en tres dimensiones y controlar el movimiento de las herramientas de mecanizado, fundamentalmente fresadoras. Así, las máquinas de tallado de la piedra se nutren de archivos digitales de dibujo, a partir de los cuales se generan las trayectorias que programan su movimiento y que permiten crear las sucesivas concavidades en los capiteles.

La actual sofistificación técnica resalta y dimensiona en su verdadera medida el sabio trabajo de Manuel Mallo sobre su tablero de dibujo en su taller. Mallo fue un gallego que encarnó lo mejor de la antigua tradición de canteros de Galicia. Una estirpe de hombres que haciendo uso de un conocimiento milenario construyeron catedrales en toda Europa, y que mucho me temo, ha llegado a su fin.

Manuel Mallo, maestro cantero de la última catedral.


© Carlos Sánchez-Montaña. 2010.


5 comentarios:

  1. Anónimo7:54 p. m.

    "a llegado a su fin."

    Todo genial... menos la ausencia de esa "h".

    ResponderEliminar
  2. ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    TE SIGO TU BLOG




    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...


    AFECTUOSAMENTE
    CARLOS SÁNCHEZ-MONTAÑA

    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CUMBRES BORRASCOSAS, ENEMIGO A LAS PUERTAS, CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER Y CHOCOLATE.

    José
    Ramón...

    ResponderEliminar
  3. Magnifico y instructivo articulo sobre Manuel Mallo maestro cantero y todo lo referente a La Sagrada Familia.
    Ha sido un placer para mi leerlo, gracias.
    Te sigo.

    ResponderEliminar
  4. REGRESO A LA SAGRADA FAMILIA... Y 'MEA CULPA' OSCAR TUSQUETS BLANCA
    ¿Cómo pudimos equivocarnos tanto?
    El autor del artículo, arquitecto, pintor y diseñador, instigó un manifiesto en los sesenta contra la continuación de las obras de la Sagrada Familia. Pero tras una reciente visita al templo, revisa su oposición a los trabajos recién terminados.
    http://www.elpais.com/articulo/cultura/pudimos/equivocarnos/elpepicul/20110104elpepicul_1/Tes

    ResponderEliminar