7.2.11

El Círculo de Donalbai (I)

Los círculos fecundados por el sol
Trataré de exponer en diferentes entregas las partes de un complejo "mundo" que primero fue dibujado en un singular "tablero de piedra", y luego fue construido "a su imagen y semejanza" en el "blanco" territorio de Donalbai, lugar que se encuentra en Galicia, entre los concellos de Begonte y Outeiro de Rei, próximo al río Miño y a la ciudad de Lugo.

PETROGLIFOS DE DONALBAI

Una de las formas más sencillas de los dibujos petroglifos es la de tres círculos concéntricos, aparecen a veces solitarios, a veces en diferentes agrupaciones, como dibujo simbólico de los tres recintos de la cosmogonía del hombre ancestral.

Representan los tres ámbitos físicos que determina el "mundo" del hombre en la naturaleza:
El círculo exterior es la bóveda celeste que nos ofrece su manto que todo lo cubre, el círculo intermedio es el horizonte del territorio que abarca nuestra vista, y el círculo interior pertenece a nuestra casa-aldea, la tierra que habitamos con nuestra familia y donde en su centro interior encendemos el "hogar", que es representado por el punto central del mismo dibujo.


Los tres círculos concéntricos alrededor de un punto central son una sencilla representación femenina arquetípica del cuerpo del mundo. La madre tierra que nos acoge y procura nuestro cuidado.

PETROGLIFOS EN GALICIA
(Campo Lamiero)

PETROGLIFOS EN EL AMAZONAS

Estos dibujos petroglifos aparecen en lugares muy distantes pero con una misma forma común, podemos encontrarlos casi idénticos tanto en la costa atlántica europea como en la americana. Fueron trazados semejantes, igual en la costa de Galicia como en la selva de Brasil.

En muchos casos estos petroglifos de círculos son atravesados por su centro por una sola línea, es mi opinión que esa línea señala un momento del calendario solar, una fecha del año que tiene una especial significación en el territorio que soporta el dibujo petroglifo.
La línea sobre los círculos propone una orientación concreta, una salida o puesta de sol, y por ello un hito temporal sobre el territorio del grupo humano que los trazó sobre el tablero de piedra.

Es la simbólica representación del momento solar masculino que fecunda ese concreto territorio femenino. La representación del matrimonio sagrado o "heriogamos", el gran rito de la fertilidad, en una sola imagen... no sólo entre hombre y mujer, sino entre espíritu y materia, entre el cielo y la tierra, entre el mundo de los dioses y los hombres.
PETROGLIFOS DE DONALBAI

Los dibujos petroglifos que presento en este artículo se encuentran en un lugar todavía oculto, en su mayor parte por un espeso manto vegetal, que como un texto sin publicar esperan a ser leídos y comprendidos.
Forman el primer paso de lo que fue un monumental proyecto de hace miles de años, y que luego de ser dibujado fue construido con especial conocimiento en el territorio de Donalbai.

Donalbai es un topónimo compuesto por "don-" y "albai", y que de forma muy antigua nos presenta un lugar de agua abundante y a la vez de carácter sagrado, siendo la forma "don" un hidrónimo europeo que posteriormente fue utilizado con valor de “presente” o “riqueza”, y "albai" hace referencia al color blanco como "presencia" de lo sagrado.

Es Donalbai un territorio donde el agua es muy abundante por todos los ríos y torrentes que lo cruzan que desde antiguo ha sido reconocido como lugar sagrado, y por ello su mención al término "alba", (blanco).

PETROGLIFOS DE DONALBAI

Donalbai, tierra sagrada donde se guardan los "Círculos fecundados por el Sol" en el solsticio de verano.
Un territorio “blanco” que contiene los elementos precisos para celebrar el ciclo anual completo, y el hito singular de matrimonio y fecundación del sol con la tierra.

Todo ello según se describe en el dibujo complejo de los petroglifos trazados sobre el "Tablero de Piedra" que allí se encuentran.

Inicio con esta presentación una serie de "postales" que espero sea fecunda. En las próximas entregas describiré algunos de esos elementos que se conservan en el territorio sagrado de Donalbai.


© Carlos Sánchez-Montaña. 2011




.

1 comentario:

  1. Magnifico reportaje, espero las siguientes presentaciones con todo interés, es un tema que me encanta.
    Ya tengo claro lo que significan los tres círculos concentricos, que tantas veces había visto, que determinan el mundo del hombre en la naturaleza, así como el eje solar.
    Bóveda celeste, horizonte, casa-aldea y hogar, sencillo pero tiene su realidad al considerar la madre tierra que nos acoge y cuida.

    Esperando las siguientes presentaciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar