4.11.08

Oviedo romano. Un proyecto posible.

"Ovetanum. Ab Oveto Asturum oppido” Jean Hardouin
Dedicado a Callaeca del Camino de Piedra

Dice la historia oficial:
"Aunque existieron asentamientos anteriores, la ciudad fue fundada en el año 761, por dos monjes: Fromestano y su sobrino Máximo, que iban buscado un sitio tranquilo para instalarse. Así llegaron a la colina de 'Oveto', donde levantaron una iglesia en honor a San Vicente. Años más tarde, se les unirían más monjes y la iglesia se convirtió en Monasterio, sede del que hoy es el Museo Arqueológico de Asturias.
Fruela I levantó allí otras construcciones y Alfonso II el Castro, en el 792 y después de vencer a los musulmanes, trasladó la corte del primitivo reino asturiano y convirtió a Oviedo en capital de reino.”

PLANTA ACTUAL DE OVIEDO

Júpiter : Iovius : Ioveto : Oveto: Oviedo
Sobre la posibilidad de que la colina de Oviedo estuviera ocupada por un templo dedicado a Júpiter existen varias referencias desde la antigüedad hasta hoy en día.
“Oviedo templo de Júpiter y de este étimo hereda su calidad genitiva de la jovialidad. Lo tonante y jupiterino queda para otros casos.....” Lucubraciones literarias: el librero Valdés de Oviedo, mi cirineo. Antonio Parra

"Pero habiendo notado anteriormente que esta zona central y -en concreto— los términos próximos a Oviedo y a la antiquissima civitas ofrecen más vestigios de romanización y de celtización (re-cordemos Lugo de Llanera, Lupíco, en San Esteban de las Cruces,aparte de Lugones), sería sorprendente que del culto a Júpiter o Toveno quedase ningún recuerdo teonímico. Ni siquiera en la colina Ove-tao, próxima y accesible a la única verdadera ciudad transmontana, sabiendo que las montañas y colinas eran consideradas como morada de acuella divinidad."
* ESCOBAR GARCÍA, F. (1974): “El topónimo Oviedo ¿es un teónimo?”, BIDEA 82, p. 375-400.

Alfonso II, fue sabio, cultivado, inteligente y conocedor de la historia del N.O. Su referencia fue la Gallaecia hispano-romana. Su guía, y no solo en la cronología de su reinado, Augusto el príncipe.

En otro artículo “De lares a Julianes” he desarrollado la idea de que algunos de los templos que se pueden encontrar a lo largo de los caminos antiguos tienen un claro origen romano. He tenido la suerte de pode ver alguna cimentación de estos templos y en ellos se puede observar claramente el cambio de orientación de pagana a cristiana en sus muros realizada en la edad media.
Sánchez-Montaña. Carlos De Lares a Julianes. Artículo sobre la influencia de la arquitectura romana en las obras del prerrománico asturiano

En el trabajo describo que quizás el ejemplo más claro y paradigmático es el de San Julián de Prados, construido precisamente por Alfonso II y que analizando su arquitectura podemos sacar conclusiones sobre la génesis del edificio:
En origen un templo romano de estilo toscano, con proporciones exactas a las descritas por Vitruvio en su tratado de arquitectura y posteriormente, y casi con seguridad en tiempos de Alfonso II, se transformó en templo cristiano.
Tal como ha declarado la arqueóloga Carmen Fernández Ochoa, Catedrática de Arqueología de la Universidad Autónoma de Madrid: «Los mosaicos romanos de Veranes son igual que el techo de Santullano»
Esto lo que señala es que podemos asegurar que al menos una parte de las construcciones de este periodo y posteriores se basan en templos de origen romano.

MUROS ANTIGUOS EN SAN SALVADOR

Bien dice la historia oficial “Aunque existieron asentamientos anteriores, la ciudad fue fundada en el año 761, por dos monjes: Fromestano y su sobrino Máximo, que iban buscado un sitio tranquilo para instalarse. Así llegaron a la colina de 'Oveto'”

Parece que ya existía alguna edificación en la colina de Oveto en el siglo VIII, que con ese nombre y en lo alto, era una favorable alternativa para utilizar los cimentos de alguna edificación existente de origen romana y construir San Vicente.
Un edificio en la colina de Oveto tenía una alta posibilidad de estar dedicado a Júpiter. Una cita de Plinio de una edición de Jean Hardouin (1646-1729 ) aumenta la certeza. La cita se lee en "Libri XXXVII-Caii Plinii Secundi-Historiae Naturalis-Vol. nonum; edic. MCCCXXXI-Paris-Emerico David, de la Bibliotheca Clásica Latina-Firmus Didot, Gallicarum Academiarum Typografhus-Liber-XXXIV párag. XLIX: "Nigri generibus haec sut nomina: Ovetanum, Caprariense, Oleastrense". Y en una nota al pie de Hardouin, se lee: "Ovetanum. Ab Oveto Asturum oppido._ Libri hactenus, editi perperam exhibent Iovetanum..."

Y sobre todo debemos de recordar que Alfonso, culto y romano, trajo su tesoro a este lugar, su tesoro romano a Oviedo: La Cruz de los Angeles, de origen medieval, conserva en su reverso parte de un tesoro de origen romano que seguramente se encontraba en la Gallaecia en la época alto imperial y que de acuerdo con el dibujo que presenta en una de sus joyas perteneció al emperador Octavio Augusto.
La Cruz de los Angeles, ordenada realizar por Alfonso II, además guarda un simbolismo secreto que es reflejo del momento histórico en que fue engarzada. Las joyas de la cruz son una referencia directa al ritual fundacional de las ciudades romanas.
Sánchez-Montaña. Carlos El Sello de Augusto en la Cruz de los Angeles

Podemos pensar que los muros que los monjes encontraron en la colina de Oveto fueron un antiguo templo a Júpiter. Era bajo la protección de Júpiter donde se guardaban los tesoros en la Roma antigua, y quizás por ello Alfonso II eligió ese lugar para depositar su tesoro romano.
Añadamos que el rito fundacional de las ciudades en Roma tenía como una de sus partes principales la dedicación en lo alto del enclave de un templo a Júpiter, Juno y Minerva. Es Minerva quién también aparece en el tesoro de la cruz que se deposita en es lugar por Alfonso II.
El príncipe, siguiendo la leyenda de Eneas, presente en una de las joyas de la Cruz de los Angeles, y al igual que Augusto presente en otra, refundo una nueva ciudad, su capital, bajo la protección de Júpiter. Solo así podía hacerlo.


RAZONES PARA UN OVIEDO ROMANO
El proyecto del oppidum de Oveto.
La forma urbana de las ciudades históricas es el resultado de la superposición de la realidad de sus habitantes durante siglos, este proceso da como resultado un tablero de actuación complejo y equívoco que dificulta extremadamente el análisis metodológico de la forma urbana en los periodos históricos. La cartografía, los grabados, la bibliografía histórica, y a la vez la cartografía actual superpuesta con la información arqueológica ya documentada permite la búsqueda de algo intangible pero principal: el proyecto de la ciudad, las reglas que formularon el proyecto que en su tiempo determinaron la forma de la ciudad.

PLANTA GENERAL
CAMINOS DESDE EL OPPIDUM A LOS ENCLAVES DE
LA FONCALADA Y SAN JULIAN

A través de esta metodología se analizan los tejidos urbanos que en muchos casos fosilizaron las evidencias de la época romana. Este análisis en área acotada permite comprobar diferentes estructuras que se relacionan con la trama urbana antigua y que están soportadas por estructuras caementicias que han permanecido durante siglos formando parte de diferentes edificaciones e infraestructuras de la ciudad. Este procedimiento de análisis y lectura de elementos construidos y reformados del tejido urbano permite redibujar hipótesis del proyecto general inicial.

Las trazas de los caminos permanecen en el territorio a lo largo de los siglos, en Oviedo los caminos de acceso a la ciudad contemporáneos al momento de su fundación han permanecido inalterables en el tiempo hasta bien entrado el siglo XX, todavía hoy en día aun son utilizadas algunas de las antiguas calzadas romanas modificadas y asfaltadas.

CUADRICULA DEL OPPIDUM DE OVETO
8x8 módulos de 108 codos de lado
Lado total: 864x864 codos - (aprx:383x383 m.)

Tras el análisis de la cartografía de Oviedo, y la documentación que recoge los yacimientos arqueológicos recientes, planteo la hipótesis de que el proyecto original de Oviedo poseía una planta cuadrada formada por una cuadrícula base de 8x8 módulos de 108 codos cada uno, y con una dimensión total de sus lados de 864x864 codos, (aprx:383x383 m.).
El módulo base (108 codos) fue utilizado en muchas fundaciones romanas, entre otras en la planta de Lucus Augusti, 108 codos es una dimensión multiplo de 2-3-6, y muy operativa para trazar las calles y edificios de un oppidum.

Esta planta de forma cuadrada y de pequeña dimensiones es la propia de un oppidum romano, (del latín n. oppidum, pl. oppida: lugar elevado, fortificación), un oppidum del tipo fortificado que semeja un castillo rodeado de una muralla en la cima de una colina, y que cuenta con edificaciones de tipología romana y también indígena. Los oppida se establecían, generalmente, para el dominio de tierras aptas para el cultivo o como refugio fortificado.
Ver:Arqueografía urbana en el Castro de Viladonga
http://arqueografiaurbana.blogspot.com

Las dos ejes principales se entrecruzaban en el centro del rectángulo generador; (en el actual testero de San Tirso).
La superposición de la traza básica del proyecto de Oveto sobre la diferente planimetría del siglo XX permite comprobar el encaje de las calles de la ciudad romana con los caminos de acceso a esta, y grafiados veinte siglos después.
La misma operación permite comprobar como los limites de la ciudad antigua, marcados por los cruces de los diferentes caminos de acceso a esta que se producían en la parte exterior de la muralla circular.
Cuando varios caminos diferentes se aproximaban a una puerta estos se unían fuera del lugar marcado por el muro de defensa.
La superposición de la traza romana sobre la planimetría actual permite comprobar la coincidencia de la gran mayoría de las vías con las trazas de la malla generadora que las soportan.
Después de veinte siglos muchas de las vías y edificaciones de la ciudad son reflejo del trazado romano de Oviedo en el momento de su implantación. La superposición del trazado antiguo sobre la planimetría actual permite realizar la comprobación de las vías más antiguas.

OPPIDUM DE OVETO

El proyecto del oppidum original se extendía de oeste a este desde el cruce da la calle de San Francisco y la calle de Ramón y Cajal hasta el cruce de la calle San Benito con la calle Paraiso y de norte a sur desde la calle del Aguila en su cruce con la Avda. Jovellanos hasta el cruce de la calle del Mon con la plaza del Sol
El decumanus quedaba así establecido aproximadamente en el eje de las actuales calles de San Francisco, Eusebio González Abascal, y San Benito y el cardo en las calles del Aguila, Santa Ana y Mon.
La muralla perimetral ocuparía las actuales rondas de Jovellanos, El Paraíso, El Postigo Alto, Plaza del Sol, Plaza de la Constitución, El Peso, Plaza del Riego, calle Ramón y Cajal, y Mendizábal. Esta muralla de traza romana sería reconstruida en época medieval.
Este territorio así delimitado comprendía una superficie total del oppidum de aprox. 12Ha.

PLANTA GENERAL - SAN SALVADOR Y SAN TIRSO


Existen en la colina de Oveto dos edificios que en su planta presentan la estructura romana 5/6 de los templos toscanos de Vitruvio: San Salvador y San Tirso.

PLANTAS - SAN SALVADOR Y SAN TIRSO


San Salvador.
El rey asturiano Fruela I (del 757 al 768), mandó construir una basílica consagrada a San Salvador en el terreno donde hoy se encuentra la actual catedral de Oviedo.
Alfonso II el Casto, rey de Asturias (del 791 al 842), hijo del anterior, al trasladar la capital del reino desde Pravia a Oviedo, mandó edificar todo un conjunto edilicio en los mismos terrenos, aprovechando algunos espacios de la antigua iglesia de San Salvador.
La planta de San Salvador es muy singular para ser una catedral. Su planta cumple al 100% lo escrito por Vitruvio para un templo romano orientado al Este.
¿Se levanta la catedral de Oviedo sobre un antiguo templo a Júpiter? Posiblemente sí.
El edificio ocupaba la zona de más altitud dentro del recinto del oppidum y guarda una alineación relacionada con el trazado geométrico descrito anteriormente.
Era el templo dedicado a Júpiter el lugar principal frente al foro en las ciudades romanas. Escribe Vitruvio: “Los solares para los santuarios de los dioses tutelares de la ciudad y para Júpiter, Juno y Minerva elíjanse en un lugar suficientemente elevado, desde donde pueda observarse la mayor parte de la ciudad.”
Son varias las catedrales de Europa que han sido construidas sobre las cimentaciones de un templo dedicado a Júpiter. ( Santiago de Compostela, París, Tarragona).
Y es en la Cámara Santa donde Alfonso II deposita su tesoro de joyas romanas.

Comparativa de las plantas de un templo romano estilo toscano (Vitruvio) y la del templo de estilo prerrománico.
TEMPLO PALEOCRISTIANO Y TOSCANO ROMANO


Ambas pertenecen a un mismo edificio en su origen. El cambio de culto, de pagano a cristiano, modifica la orientación de acceso (de oriente a occidente) y la estructura de la planta.
Se mantiene la cimentación original romana en las naves centrales y se añaden cuerpos en el perímetro.
Se mantiene en las naves centrales la proporción 6/5 descrita por Vitruvio en su tratado de arquitectura.
La arquitectura romana permanece en las cimentaciones de innumerables templos del prerrománico.

SAN SALVADOR Y SAN TIRSO


San Tirso.
La Iglesia de San Tirso el Real de Oviedo fue construida por Alfonso II entre los años 791 - 842. El templo perteneció a un conjunto de edificios eclesiásticos y palaciegos, hoy desaparecidos, construidos en los comienzos del siglo XI. De la configuración origina sólo se conserva el testero, con una ventana dividida en tres huecos por dos columnas y la parte de abajo de la torre. El resto de la iglesia ha sufrido diversas reformas.

EL TESTERO DE SAN TIRSO
EL CENTRO DEL OPPIDUM DE OVETO

El centro de la trama urbana definida en líneas anteriores determina de manera geométrica un lugar de poderoso simbolismo. El centro urbano del Oviedo romano, el lugar donde se cruzaban los dos ejes principales queda así emplazado en el actual testero orientado al Este del templo de San Tirso.
Este lugar ahora construido y ocupado por el altar mayor de la iglesia, y que en la antigüedad se encontraba en el exterior del edificio, y era la entrada orientada al Este del templo romano, de planta toscana, y que posiblemente fue base del edificio medieval.
El cambio de culto, de pagano a cristiano, modifica la orientación de acceso (de oriente a occidente) y la estructura de la planta.
Se mantiene la cimentación original romana en las naves centrales y se añaden cuerpos en el perímetro.
Se mantiene en las naves centrales la proporción 6/5 descrita por Vitruvio en su tratado de arquitectura.

Las actuales excavaciones en la cercana calle de la Rua, y los hallazgos de origen altoimperial, permiten reforzar la importancia de este lugar. El templo de planta toscana que pudo ocupar este lugar posiblemente fue uno de los edificios principales en el origen de Oviedo romano.

San Julián de Prados.

Su fecha exacta de construcción no ha llegado a nuestros días, pero se sabe que su construcción fue ordenada por Alfonso II. El templo está dedicado a los santos mártires egipcios Julián y Basilisa y se hizo sobre el siglo IX.
El análisis arquitectónico del templo de San Julián de Prados y su comparativa con la planta de templo toscano vitruviano permite afirmar que en este caso concreto la edificación prerrománica fue levantada utilizando la cimentación preexistente de un antiguo templo romano, de planta toscana, emplazado en el cruce de caminos. Esta construcción resolvió el cambio de orientación, de oriente a poniente, según el nuevo rito cristiano, y el añadido de cuerpos auxiliares en sus cuatro fachadas para la obtención de un crucero.

Templo paleocristiano y toscano romano

Comparativa de las plantas del templo de San Julián de Prados de estilo prerrománico y de un templo romano estilo toscano (Vitruvio)

“Cuando ves las estructuras de una villa tardía como es Veranes que se rehace entera en el siglo IV, la certeza de que la tradición arquitectónica constructiva perdura y de que ahí está la raíz del prerrománico es muy clara. Cuando digo que ahí está la raíz, es porque ahí excavamos, pero lo mismo podría aparecer en Las Regueras o en otro sitio. No digo que sea Veranes el punto, digo que ahí es donde lo encontramos. Lo que aprecias es que la arquitectura es conservadora y que las técnicas perviven al paso de los siglos. Veranes es referente de aspectos constructivos que luego vamos a ver plasmados en el prerrománico. Los mosaicos romanos de Veranes son igual que el techo de Santullano. Hay un lenguaje arquitectónico y decorativo que está recordando el mundo romano.”
Carmen Fernández Ochoa
La Nueva España -2 de julio de 2005

Foncalada.

La fuente de Foncalada es una fuente de agua potable construida por Alfonso III en la ciudad de Oviedo y situada en la calle de su mismo nombre,
Dentro del arte prerrománico en Asturias es el único ejemplo de su clase conservado hasta nuestros días, además del único vestigio o resto de construcción con fin de utilidad pública de la Alta Edad Media dentro de la ciudad.
Recientemente se ha empezado a comprender que el origen de este edificio es romano.
Los arqueólogos han comenzado a presentar como construcción medieval solo la parte del pequeño edificio de la fuente y asignar como de época altoimperial el resto del yacimiento.

La estructura de los cimientos de la Foncalada es idéntica a la que presentan los conjuntos denominados como “Pedras Formosas”.
Sánchez-Montaña. Carlos PEDRAS FORMOSAS - ARQUITECTURA ANTIGUA EN LA CALLAECIA

Las “Pedras Formosas” son construcciones realizadas en piedra y con unas características arquitectónicas singulares dentro de la arquitectura antigua del N.O.
El área de los yacimientos donde se han encontrado los monumentos comprende: el norte de Portugal, el occidente de Asturias y León y Galicia. El ámbito que durante la época antigua se desarrollo la cultura conocida como de los castros.
Las “Pedras Formosas” se encuentran situadas en fértiles lugares arqueológicos, y con gran abundancia de agua, son estructuras semienterradas, de planta rectangular y con varias estancias, y que según algunos estudios podían funcionar como balnearios de vapor o como lugar de iniciación de los jóvenes de los castros próximos.

FONCALADA Y PEDRA FORMOSA

La Foncalada presenta en sus cimientos una enorme similitud con la “Pedra Formosa” excavada en Ortigueira, provincia de A Coruña. No solo su emplazamiento es el propio de estos edificio antiguos, su arquitectura también presenta características de esta tipología. La construcción a dos aguas de la actual fuente es posiblemente de origen medieval, y levantada sobre los cimientos romanos.

La gran mayoría de las “Pedras Formosas” conocidas han aparecido en ámbitos extramuros y cercanas a los caminos de acceso a las puertas de entrada de los castros. Su construcción en estos lugares y su uso está ligado al urbanismo altoimperial de los castros del N.O.

PLANTAS PEDRAS FORMOSAS
Iron Age Archaeology of the Northwest Iberian Peninsula
César Parcero Oubiña, Padre Sarmiento Institute of Galician Studies, Santiago de Compostela
Isabel Cobas Fernández, Heritage Office of New South Wales, Australia


Su uso exige que el edificio se construya sobre un manantial de agua corriente que permita un fácil saneamiento tras el ritual que en él se práctica. Las "Pedras Formosas" están siempre sobre lugares con abundante agua corriente.
El edificio se sitúa a una cota semienterrada en un terreno en pendiente, de manera que su parte delantera quede más al descubierto que la trasera, a la vez esta disposición permite el acceso desde el frente y mediante una rampa natural se puede alcanzar la cota superior del edificio.
Por lo general las plantas de estos edificios cuentan con cuatro estancias con diferente uso: atrio, antesala, sala, y fosa.
Los edificios realizados en su mayor parte en piedra, presentan elementos construidos con diferentes variedades de fabrica, los paramentos principales suelen esta realizados en tablero de granito, en otros casos son de mampostería de piedra granítica.
La cubrición a dos aguas se realiza en función del uso de la estancia sobre la que se encuentra, se utilizan grandes losas sobre la fosa, losas de pizarra o granito en la sala ritual y ramaje y barro sobre largas varas de madera en la antesala.
El elemento más característico, y que da nombre al conjunto, es el tablero de granito llamado “Pedra Formosa” y que se emplaza entre la sala y la antesala. Suele estar copiosamente decorado con símbolos en relieve y posee una pequeña puerta en arco que suele ser de baja altura, por ella solo puede pasar una persona de manera agachada y en algún caso reptando.

PEDRA FORMOSA - ORTIGUEIRA

El monumento de “Punta dos Prados” es ejemplar, en él podemos encontrar además de los elementos ya enumerados (salvo el tablero original de entrada) otros muy importantes y que nos permiten entender el edificio y su uso en toda su dimensión.


La comparativa de los muros del yacimiento de la Foncalada con los de otras Pedras Formosas permite comprender que la fuente de Oviedo pertenece a una misma tipología arquitectónica.
La Foncalada por su arquitectura y su emplazamiento respecto al oppidum de Oviedo puede ser clasificada como una Pedra Formosa de época Alto Imperial.
La pérdida de la parte delantera del edificio no puede hacernos olvidar su antiguo origen. La parte superior permanece hoy enterrada.

FOTOGRAFIA DE J. FARPON
SE PUEDE ORBSERVAR LA PARTE SUPERIOR DEL MONUMENTO HOY ENTERRADO

Su emplazamiento respecto el acceso al oppidum de Ovetum es similar al de todos los edificios de esta tipología, en especial con el edificio encontrado en Bracara Augusta, la actual ciudad portuguesa de Braga.

CONCLUSION
Como conclusión apuntar que es seguro que en el futuro serán muchos los hallazgos que permitan completar poco a poco el puzzle del Ovetum romano. Todos ellos serán mejor comprendidos si se relacionan con las ciudades de origen romano de época altoimperial del N.O. de Hispania.
Ovetum aportara importantes claves para comprender mejor la antigüedad olvidada.


© Carlos Sánchez-Montaña



BIBLIOGRAFIA
--------------------------------------
Gutiérrez Martínez. Victorino Mas información sobre la Cruz de los Angeles

Zanker. Paul “Augusto y el poder de las imágenes” Alianza Editorial. Como referencia a las joyas del tesoro asturiano existen imágenes similares relacionadas con el emperador Augusto de especial significación.

Carvallo, Luis Alfonso de. Antigüedades y cosas memorables del Principado de Asturias. Piñolo 05/01/2006 .

Sanchez-Montaña. Carlos Lucus Augusti. La ciudad sagrada de Augusto

Cabal Constantino. "Alfonso II El Casto" Grupo Editorial Asturiano

Se trata de una cita de Plinio, de una edición de Jean Hardouin (1646-1729 ). La cita se lee en "Libri XXXVII-Caii Plinii Secundi-Historiae Naturalis-Vol. nonum; edic. MCCCXXXI-Paris-Emerico David, de la Bibliotheca Clásica Latina-Firmus Didot, Gallicarum Academiarum Typografhus-Liber-XXXIV párag. XLIX: "Nigri generibus haec sut nomina: Ovetanum, Caprariense, Oleastrense". Y en una nota al pie de Hardouin, se lee: "Ovetanum. Ab Oveto Asturum oppido._ Libri hactenus, editi perperam exhibent Iovetanum..." diviciaco 06/01/2006

GRIMAL P. (1956) “Las ciudades romanas”, Vergara Editorial, Barcelona

Sánchez-Montaña. Carlos De Lares a Julianes. Artículo sobre la influencia de la arquitectura romana en las obras del prerrománico asturiano

Sánchez-Montaña. Carlos El Sello de Augusto en la Cruz de los Angeles

Marqués. Mercedes. La Nueva España Entrevista a Carmen Fernández Ochoa, Catedrática de Arqueología de la Universidad Autónoma de Madrid

Sánchez-Montaña. Carlos PEDRAS FORMOSAS - ARQUITECTURA ANTIGUA EN LA CALLAECIA

Camino de Piedra. La Cruz de Foncalada (Oviedo) y La Cruz de Santa Mariña (Allariz), ¿época Sueva?.


.

3 comentarios:

  1. Interesentasímo el trabajo. Aún para un ignorante en arquitectura. Pero, estaba pensando en la etimología de Oviedo.
    Fíjese, si pensamos que Oviedo está en un Oppidum (romano). Y entonces, creemos que Oppidum proviene de dos términos griegos: Ops+Pedion, traducible como "pedanía para otear" es decir, montículo sobre el que otear y vigilar. Tendremos entonces, que ese montículo desde el que se permite otear el peligro, es el lugar sobre el que se construyen las primeras "pedanías/apeaderos" que sirven de vigilancia resguardada por estar sobre un pequeño lugar donde otear el horizonte. Estamos entonces ante un Oppidum.
    Entonces, OpsPedion/OpsPodos daría lugar al Oppidum que sería también un Obbidum-Obbid-Ovid-Ovet-Ovetus, es decir Oviedo.
    Oviedo sería el propio término Oppidum. Sobre la colina, donde se asento un Oppidum-Obbidum se elevó un templo a Iovis.

    EL Oppidum es fortificado, como torre de vigilancia-defensa, por eso hay algunos nombres de pueblos que se llaman Torre de Oveto o Torre de Oviedo, etc...y que no están en Asturias.

    No sé, que le parece?
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Enrri, y creo que acierta de nuevo,... pero quizás el étimo de ambas palabras sea el mismo.
    Júpiter recibe el nombre latino de Iovus por ser "el de lo alto", el que vigila desde el "oppidum" del cielo.
    saludos.

    ResponderEliminar
  3. cascabel4:08 p. m.

    En las afueras de Oviedo existen castillos y torres de vigilancia más altas que la ciudad de Oviedo.Carlos es un trabajo muy brillante.Saludos

    ResponderEliminar