22.11.09

Abrazar la piedra sagrada del parteluz

"Aprovechando la restauración del Pórtico de la Gloria, el Cabildo de la Catedral de Santiago quiere poner fin a una tradición cuyo origen se pierde en la Edad Media. Se cree que la costumbre de posar las yemas sobre la pilastra de mármol que representa el árbol genealógico de Jesús viene de las primeras peregrinaciones.
El portavoz del Cabildo reconoce que el gobierno de la Catedral no está "de acuerdo con la tradición de los dedos y los croques, porque es un rito vacío, sin sentido, que está fuera de lugar en pleno siglo XXI."
Diario "El País"  - Santiago - 08/06/2008


Una antigua tradición está en peligro de desaparecer, el peregrino a Compostela desea posar su mano derecha en la columna del parteluz del Pórtico de la Gloria. A la altura de la mano y en el mismo fuste hay cinco pequeñas cavidades, gastadas por los miles de peregrinos que creen que colocando allí los cinco dedos de la mano derecha mientras oran, pueden obtener las gracias que pedían.

La tradición nos dice que el peregrino cansado de su viaje apoyaba allí su mano para descansar mientras oraba. Este pilar descansa encima del dorso de una figura barbuda acostada sobre el pecho y cuyos brazos los apoya sobre los lomos de dos leones.

Este antiguo gesto de los peregrinos está prohibido en la actualidad. Un gesto que viene de muy antiguo, y aunque se cree que el desgaste de la columna viene de tantas manos que han pasado por allí, las marcas estaban ya prefiguradas en la piedra, de modo que los peregrinos ponían la mano en algo que percibían como una huella que les espera.
Todo indica que se trata de un gesto preparado ya desde la construcción del Pórtico, para que, al hacerlo el peregrino, indique: Yo quiero pertenecer al pueblo de Dios, yo me apoyo en el árbol de Jesé".
Al igual que en los siglos antiguos, el peregrino solicita de este modo el acceso a la felicidad (sabiduría), posando su mano sobre el "Axis Mundi" el Eje del Mundo.

El peregrino anhela entrar en la ciudad celeste, transitar de peregrino a ciudadano, el fin de su viaje al extremo occidente.

6 comentarios:

  1. Anónimo6:39 p. m.

    Interesante artículo,muy claro. Resulta llamativo y causa sorpresa, que en pleno siglo XXI algunos rituales de antiguo se desestimen y sean pasibles de extinción debido a las conclusiones a las que arriban ciertas Autoridades. Cuáles serán las verdaderas causas de tales prohibiciones?
    Marcela

    ResponderEliminar
  2. Que interesante. Sabía que el gesto de apoyar la mano viene de muy antiguo, y que las "cavidades" eran las huellas dejadas por los peregrinos. Francamente se me había pasado la segunda posibilidad. (Este septiembre pasado tuve la oportunidad de subir al andamio del Pórtico de la Gloria, toda una experiencia)
    Saludos cordiales desde Los Paises Bajos)

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:51 a. m.

    Vivo en Santiago desde hace unos años, y mucha de su gente dice que esto no es un rito antiguo de peregrinos, sino más bien un rito que ya hace mucho implantaron los estudiantes compostelanos cuando comenzaba la época de examenes, donde iban a dar croques para que así pudieran entender todo y salir aprobados.
    Hay tantas versiones sobre el rito que ya no se sabe que creer.
    Particularmente no me gusta este rito y el desgaste de la piedra es notable, al punto de no saber si es conveniente para tan bella obra del Mestre Mateo.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo7:28 p. m.

    No es un rito antiguo. Basta leer diarios de peregrinos conocidos desde el célebre Pycaud para darse cuenta que no lo menciona ninguno. Las huellas están talladas "ex profeso" y se relacionan con la mano de Dios.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo4:01 p. m.

    Que defines como "rito antiguo"? Suponiendo que en el siglo xii no existiera aún, ya que no se menciona en el codex calixtinus, podría haber surgido a finales del siglo xv, al fundarse la universidad de Santiago de Compostela. Si así fuese, tenemos un rito de 500 años de antiguedad, en mi opinión lo suficientemente antiguo como para tenerlo en cuenta. No tengo conocimiento de textos que hablen de esta tradición, aunque si conozco personas que afirman en los años 60 ya estaba implementada.

    ResponderEliminar
  6. Los ritos vinculan a las personas cuando tienen lo preciso: un alquimia especial que hace que "funcionen". El rito es materialidad + símbolo + movimiento.
    En otro post escribo sobre Compostela y su origen simbólico, del significado etimológico de su nombre y de la procedencia de los ritos instalados en la edad media en este lugar.
    Compostela se alimenta en parte de los ritos que proceden de Braga, y Braga-Bracara en origen es el lugar donde se abraza la piedra. Tocar con manos y brazos las piedras de la Catedral es un rito antiguo de la Callaecia. Un rito que identifica a un territorio antes a la llegada de Roma.
    Así de antiguo.
    Saludos
    VER:
    http://eltablerodepiedra.blogspot.com.es/2010/01/los-simbolos-perdidos-de-compostela.html

    ResponderEliminar