23.11.06

El Callao Sagrado de Madrid

Un Callao sumergido en agua fue el más antiguo emblema de la villa de Madrid
callao.
(Del celta *caliavo, der. de *kal-, piedra; cf. gall. port. callau y fr. caillou).
1. m. guijarro.



La Fundación de Madrid
Según López de Hoyos el primer emblema de Madrid anterior al siglo XII representaba una enorme piedra de pedernal semisumergida en agua, con dos eslabones a los lados entrelazados que frotan una piedra que hacen que de esta salgan chispas, circuncidando el conjunto llevaba una cinta azul, en la que había una inscripción "Sic gloria labore", y se completa con una leyenda en castellano que dice: (1)

Fui sobre agua edificada, mis muros de fuego son, esta es mi insignia y blasón.

(1)http://www.geocities.com/heartland/park/1132/ma01.htm


Mural en la Plaza de Puerta Cerrada

En el Madrid del siglo XX se representó en una medianera la enorme piedra originaria de la ciudad, tras la mutación del escudo original en el del "oso y el madroño" alguien con memoria patrocinó el regreso a las calles de la ciudad del "callao madrileño" que acompañado también de la leyenda, se elevaba sobre el agua protegiendo a la ciudad.

La leyenda hace mención al momento fundacional de la ciudad.
Durante mucho tiempo se estimó por los investigadores que la ciudad de Madrid tenía origen árabe. Se creía que su emplazamiento se localizaba en una de las terrazas del río Manzanares y protegido por una pendiente natural de 70 metros de altura con respecto a la vega del río. A su ventajosa ubicación defensiva se añadía su posición como cruce de caminos entre las dos mesetas y de control de la sierra norte.
http://www.esmadrid.com

Recientemente las obras que conectan la avenida de los Poblados con la M-30, en Carabanchel, han hecho aflorar un asentamiento romano bajo un amplio trecho excavado que atraviesa el parque de Eugenia de Montijo. Los vestigios arqueológicos hallados incluyen abundantes hiladas de muros y pavimentos de pedernal y caliza, enterradas en el suelo y de larga traza de la variedad ostraccus. Esta disposición murada presidía muchos poblamientos romanos en la península.

La zona donde han aflorado los vestigios romanos se caracteriza por ser un promontorio con abundancia de agua subterránea, lugar de paso de los arroyos Luche -que diera nombre a la barriada- y Meaques, que cruza la Casa de Campo y tributa al río Manzanares por su margen derecha. Este regato es según algunos investigadores, en su etimología, el primer vestigio latino de Madrid, ya que derivaba del término Miaccum, nombre de un primitivo poblamiento romano en el oeste de la ciudad, en torno al siglo II antes de Cristo.

Ya en 1860, historiadores y científicos como Amador de los Ríos y Antonio Vives, así como en 1897 el arqueólogo que documentó los yacimientos romanos de Mérida, José Ramón Mélida y, más tarde, en 1903, el académico de la Historia José María Florit situaban en las inmediaciones del cementerio de Nuestra Señora de la Antigua -donde acaban de encontrarse los últimos hallazgos- el poblamiento romano de Miaccum.
http://www.elpais.com/articulo/elpepiautmad/20051227elpmad_19/Tes/


Nuestra Señora de la Antigua
© ChaRoCa, 2002-2006

La ermita de Nuestra Señora de la Antigua es la única ermita mudéjar completa que se conserva en la Comunidad de Madrid. Está situada en una meseta, a los pies del Cerro Almodóvar, en el barrio de Carabanchel. Su construcción data del siglo XIII. Tanto la ermita como sus alrededores nos ofrecen numerosos restos arqueológicos de distintas épocas. El 7 de octubre de 1995 se encontraron, en el interior del templo, restos de pintura mudéjar, así como un pozo (posiblemente romano o medieval) de 13,50 metros de profundidad, que conserva el brocal de piedra, con una altura de 50 cm y un horno(2). Además parte del muro original de la fachada norte, no visible al exterior por construcciones actuales. Dos años más tarde, en 1997, y en las proximidades de la ermita, se hallaron restos de cerámica de diferente datación: prerromana, romana (Terra Sigillata y común de mesa), y medieval.
http://www.e-canet.com/ecdr/lugares/lugares_6/lugares_6.htm
(2)http://www.congregacionsanisidro.org/recorrido.htm

El nombre de Madrid guarda relación con las numerosas fuentes y abundancia de agua que había en su solar, pero su evolución sintáctica esta relacionada con dos palabras, una de ascendencia latina y otra árabe, que más o menos se refieren a lo mismo. Así, con anterioridad al poblamiento árabe hubo un asentamiento visigodo que identificaba el lugar como "Matrice", palabra en latín vulgar que vendría a significar arroyo matriz.
Con los musulmanes recibió el nombre de "Mayra", que vendría a significar algo así como "madre de agua", "respiradero de agua", o "sangradera de agua"- y del sufijo mozárabe "it", que no es otra cosa que el sufijo latino "etum", que tenía un sentido de abundancia. Madrid sería por tanto el lugar donde abunda la mayra, es decir, la madre de agua.
Por tanto, en época musulmana la ciudad tuvo dos nombres, el latino Matrice, que seguía siendo utilizado por los mozárabes, y el árabe Mayrit. El nombre actual sería un híbrido entre el latín y el árabe que después de la conquista cristiana fue evolucionando: Magderit, Maydrid, Maiedrid.
http://www.madridhistorico.com/seccion5_historia/index_crecimiento_medieval.php?idmapa=15&id=1

Mayrit:
1.- Proviene de "mayra" e "it", es decir, madre y lugar, y fue el nombre que permaneció durante, prácticamente, toda la dominación musulmana. Para los madrileños fue más fácil pronunciarla como Magerit.
http://www.celtiberia.net/verlugar.asp?id=455

2.- "una explicación mas científica hay que encontrarla en su propia historia, desde su creación por el emir Muhamad Ibn Abd al-Rahman en el siglo IX con el nombre de Mayrit, "madre de aguas".
http://www.inisoc.org/mci68.htm
Madrid es mucho Madrid
Montserrat Moreno y Esteban Ibarra

Las diferentes evidencias relacionan al lugar con dos palabras: MADRE y AGUA

CIBELES
Numerosas Diosas han recibido culto en forma de piedra en culturas de todo el universo, bien en forma: de pilar de piedra rectangular.,de menhir, cono o de cipo. O como aerolito caído del Cielo / meteorito / piedra de estrellas / polvo de estrellas / mineral celeste. O en el resto de las piedras-minerales de forma irregular e informe.

Algunas de las diosas representadas en piedras o epónimas de piedras han sido en la antigüedad:
Las asiáticas MAGNA MATER (adorada también en Roma como roca meteórica).
ARTEMISA EFESIA en forma de meteorito negro caído del Cielo.
CIBELES PESINUNTIA en forma de meteorito negro.
CIBELES de Frigia en forma de aerolito / meteorito / histerolito / piedra negra Kybele.
La Diosa asiática Cibeles, cuyo nombre kibelis significa caverna y hacha doble de piedra, era representada por la piedra KIBELE o en forma de menhir rectangular de piedra llamado METROÓN = D M Piedra o en forma de cono de piedra META / MEDA (de metra = petra, matriz, piedra y de meter = madre) y nombre también de su Santuario
FRANCISCA MARTÍN-CANO ABREU
Epónimos femeninos de PIEDRAS
http://personales.com/espana/zaragoza/martincano/ep.5piedras.htm


EL VATICANO PHRYGIANUM

En tiempos del Imperio, Roma contaba, al menos, con dos santuarios dedicados al culto de Cibeles.
El primero estaba ubicado desde dos siglos antes de Cristo en el monte Palatino y constituía el centro de las celebraciones públicas dedicadas a esta figura sagrada importada de Anatolia en la época republicana. El segundo, levantado ya con los primeros emperadores, se alzaba en la colina Vaticana, en los mismos lugares donde habrían de instalarse la basílica de San Pedro y los palacios pontificios de la Cristiandad.

La piedra negra que representaba a Cibeles en tierras de Pérgamo, en un santuario levantado a los pies del monte Agdos, fue traída a Roma, incrustada sobre una imagen plateada de la diosa e instalada y adorada primero en templo ajeno y pronto en santuario propio, que se puso al cuidado de un sacerdote y una sacerdotisa frigios. El pueblo comenzó a atribuirle milagros y a asumir el mito que la hacía responsable de haber proporcionado a Eneas la madera necesaria para construir los barcos que le permitieron huir de Troya.
Piedra Negra de Pesimonte
http://es.wikipedia.org/wiki/Piedra_Negra_de_Pesimonte

El emperador Octavio Augusto como el nuevo príncipe Eneas, se hizo proteger bajo la influencia de la diosa Cibeles, sus campañas en el Oeste, en la Galia e Hispania estuvieron, al igual que el viaje de Eneas desde Troya a Italia e igual que la ciudad de Roma en la segunda guerra púnica, bajo la protección directa de la diosa de origen frigio.
Augusto edificó santuarios de Cibeles en las proximidades de las nuevas ciudades por el fundadas, estas ciudades construidas a imagen y semejanza de Roma debían de estar también bajo su protección. Aun permanecen las evidencias de esta relación en Barcelona, Zaragoza, Mérida y Lugo.

En toda Hispania el culto a la diosa Cibeles fue el de mayor extensión, su carácter de diosa madre, sus propiedades sanadoras y oraculares favorecieron su presencia no solo a los pies de las murallas sino también en multitud de encalves rurales próximos a mansiones y castros.

En la Roma del siglo II y III d.C., puede decirse que las "Attideia" se celebraban con gran esplendor, hasta el punto de que el Emperador, el Senado y el Prefecto de la ciudad, se dirigían al Palatino para honrar y dar gracias a la Mater Salutaris entre las aclamaciones del pueblo. Las fiestas frigias se celebraban todos los años del 15 al 28 de marzo. A partir de Antonino su culto tuvo ritos secretos (misterios).
La ceremonia en torno a la cual giraba todo el proceso iniciático era el bautismo de sangre que el neófito recibía del sacrificio de un toro, taurobolium, o de un carnero, criobolium. Etimológicamente, Taurobolio significa caza del toro con red y Criobolio caza del carnero. En el ritual frigio tanto el toro como el carnero eran degollados y el bautismo de sangre recibido por el devoto curaba enfermedades e incluso la muerte.
Este sangriento ritual hacía necesario que los santuarios de la diosa tuviesen una estudiado sistema de saneamiento natural, por ello los santuarios de Cibeles son muchas veces confundidos con baños o termas de carácter rural. Lo que los arqueólogos determinan a veces como un edificio de carácter rural y lúdico no es más que los restos de un santuario de Cibeles con su especial disposición para el aprovechamiento de las aguas subterráneas.

Cibeles-Rhea reina de las aves y Santa Eulalia su sibila cristiana.
http://www.celtiberia.net/articulo.asp?id=1273

Santa Eulalia de Bóveda y Santa Marina de Aguas Santas
Cibeles en la Gallaecia
http://www.celtiberia.net/articulo.asp?id=1416

CIBELES EN MADRID
El escudo primitivo de la ciudad de Madrid muestra el símbolo más antiguo con que se representaba a la diosa: una enorme piedra o callao semisumergida en agua.

Los estudios realizados en Carmona pueden acercarnos a la posible configuración del santuario de Cibeles en Madrid.
En Carmona apareció un betilo de aspecto muy similar al representado en el escudo original del Madrid medieval, podemos señalar que las similitudes entre las piedras, la cronología de los asentamientos, el étimo del nombre Madrid, y las características geológicas, acuíferas y de los elementos de origen romano del lugar de "Nuestra Señora de Antigua" y del yacimiento de Carmona permite afirmar que ambos lugares respiran un mismo culto antiguo.


Carmona
Callao en forma de Betilo
Granito, esculpido. Altura, 63 cm.
Origen Romano, posiblemente siglo I d.C.
Procedencia: Tumba del Elefante. CARMONA
El betilo es una piedra ovoide, identificada con la diosa Cibeles y el culto a la diosa Madre, señora de la vida y la muerte, que se crea a sí misma.
Esta diosa recibía culto en la tumba-santuario del Elefante, apareciendo junto al pozo que existe en una de las esquinas del patio.
http://www.juntadeandalucia.es/cultura/museos/CAC/

BETILO - Piedra santa, asiento de la divinidad. A veces, en su origen, la misma divinidad, como Cibeles. En Canaán se denominaban massebah.
Diccionario del Mundo Antiguo
http://historiarte.net/diccionario/b1.html

Las rocas, las piedras negras (meteoritos), las columnas, los betilos, etc. fueron y siguen siendo cratofanías de la Gran Madre, progenitora de dioses, de frutos, de animales y, finalmente, de hombres
LA DIOSA CIBELES NOUS DE MADRID. HISTORIA E ICONOGRAFIA
Pilar González Serrano
http://www.ucm.es/info/seic/online/cibeles.htm

Por su parte, la gran piedra oval no sería otra cosa que un betilo o representación de la diosa Cibeles de forma un tanto anicónica. Cibeles era probablemente adorada en Carmona bajo la forma de un betilo.
ARQUEOLOGÍA DE LAS RELIGIONES MISTÉRICAS PAGANAS EN LA BÉTICA
Roberto OLAVARRIA CHOIN
http://www.ugr.es/~arqueol/docencia/doctorado/ArqyT/Articulos%201/Artic10.htm

Los santuarios de Cibeles son edificios que literalmente flotan sobre zonas de abundante agua corriente, entre sus cimientos permanentemente corre el agua favoreciendo el saneamiento del lugar donde se realizan los sacrificios de sangre o taurobolios.



A su vez los santuarios de Cibeles son construidos extramuros y cercanos a las murallas. Cibeles protectora de las murallas suele ir tocada con almenas. La leyenda del primer escudo madrileño hace mención a esta especial característica de la diosa y su protección sobre los muros ciudad.

El pedernal, la piedra que produce chispas, estaba en la antigüedad relacionada con los astros, es el pedernal una piedra de la Madre Tierra fecundada por el Dios Solar. Es la diosa Cibeles representada como un betilo de procedencia astral la madre de todos los dioses.

El símbolo heráldico hacía referencia directa al origen de la fundación de la ciudad de Madrid: Cibeles, la Magna Mater también era conocida por "Metragirta",

"la diosa Cibeles y a la hermosa fuente en la que se aposenta desde el siglo XVIII, no es algo casual, sino una inexorable consecuencia de ese ex iussu Matris Deum, que aparece expreso en muchas de las aras votivas en las que se dejó constancia del sacrificio que le fue ofrendado....



...No cabe más, ni nada falta en tan reducido espacio en el que de modo magistral, se ha representado el triunfo eterno, la celestial parada, con toda pompa y aparato, de la Gran Madre, Señora de los Cielos y de la Tierra, del Mar y de las aguas dulces que brotan de los manantiales, corren por los cauces de los ríos y se remansan en los lagos; de los hombres y de los animales, de las plantas, de los frutos y de las cosechas. En definitiva, una completa y elaborada lección sobre la cosmogonía metróaca mediterránea que, de algún modo, conocía o conocían quienes intervinieron en la ornamentación escultórica de Salón del Prado, algo que sólo se puede aprender respirando el aire de Roma."

LA DIOSA CIBELES NOUS DE MADRID. HISTORIA E ICONOGRAFIA
Pilar González Serrano
http://www.ucm.es/info/seic/online/cibeles.htm

© Carlos Sánchez-Montaña

Otra Bibliografía:
PILAR GONZALEZ SERRANO
"La Cibeles, Nuestra Señora de Madrid", Premio Antonio Maura 1987 Investigación Científica
Ayuntamiento de Madrid, Madrid, 1990

"La génesis de los dioses frigios: Cibeles y Attis"
Actas del I Simposio Nacional de Ciencias de las Religiones, en Revista de Ciencias de las Religiones, nº 0 (1995)

JAIME ALVAR
"Los misterios, Religiones "orientales" en el Imperio Romano"
Editorial Crítica

Otros Callaos Sagrados son:

1 comentario:

  1. Anónimo12:55 p. m.

    Interesante, pero otra idea. Madrid viene del Euskera MADARIZ que significa LUGAR POBLADO CON PERALES, es decir en castellano PERALADA. En Burgos, en la Bureba existe un lugar llamado MADRID DE LAS CADERECHAS, y la presencia arabe en esa zona fue de muy corta duracion siendo en cambio una zona muy fertil y rica en todo tipo de arboles frutales. Curioso que el rio que pasa por Madrid se llame MANZANARES con lo cual puede ser que han perdurado los nombres que desde digamos ¿ El Neolitico ?... ¿ Edad de Bronze ? pusieran los primeros pobladores de la zona a la misma atendiendo a la riqueza y abundancia de arboles frutales.

    ResponderEliminar