1.6.12

Conjunción de Venus con el Sol


El 5 de junio en el continente americano y el 6 de junio en Europa será visible la conjunción de Venus con el Sol, un fenómeno astronómico que se repite cada  243 años, durante dos veces con espacios de 8 años entre ellos.

8 de junio de 2004

Por ejemplo, en el año santo del 2004, el día 8 de junio, 75 días después del equinoccio, Venus coincidió en su trayectoria por delante del Sol produciéndose uno de los fenómenos astronómicos más peculiares avistado en Europa en el último siglo.

El último tránsito de Venus se había producido en 1882, y el siguiente será el de los próximos días cinco y seis de junio, pero ya no será visible desde Europa un tránsito de Venus en condiciones de observación semejantes hasta el 11 de junio de 2247.

Desde España el fenómeno no será visible en su totalidad pues sólo se podrá observar el final del tránsito a la salida del Sol del 6 de junio, desde la costa norte mediterránea y las islas Baleares. Este fenómeno, que se denomina tránsito planetario, tiene lugar cuando el Sol, Venus y la Tierra se alinean en ese orden, de forma que el planeta bloquea parte de la luz que emite la estrella.

Venus siglo III a.C.

El Sol, Venus y la Tierra se alinean en raras ocasiones debido a que las órbitas alrededor del Sol de la Tierra y Venus están ligeramente inclinadas la una respecto a la otra. Después de la conjunción de 2012, el siguiente no será hasta 2117 pero no podrá contemplarse en Europa.

Los tránsitos de Venus han jugado un papel importante en la historia de la astronomía. Los científicos y los exploradores, por ejemplo, planificaron grandes expediciones para observar los dos tránsitos ocurridos en el S.XVIII (en 1761 y 1769). Con esta misión se pretendía utilizar el principio de la paralaje para calcular la distancia desde la Tierra al sol.

V.I.T.R.I.O.L.
XAVIER DE LA HUERGA

El significado antiguo del acontecimiento indica que Venus descubrirá algo que permanece oculto.
Venus diosa antigua del amor.
AMOR (del lat. amor, -oris) : Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con lo que carece.

Hacer el Camino de Santiago es literalmente realizar una alineación personal de Venus con el Sol. Venus en la espalda del peregrino protectora de su ruta, el sol en su frente como luz que ilumina su camino.
Miles de personas que anhelan el encuentro con aquello que carecen realizan esa ruta iniciática milenaria protegidos por la vieira de la diosa Venus.
En Hispania el "Callis Ianus" nacía en el templo de Venus Pyrinea, en el actual Cap de Creus, y moría en el Ara Solis en Touriñan, un verdadero teorema trazado con compás y escuadra.

Vieira de bronce datada en el siglo I d.C. y presentada en el Museo arqueológico de Arles


Los peregrinos que se dirigían a tierras lucenses en el siglo I, y que alcanzaban primero la costa de Hispania desde Roma, se dirigían al templo de Venus Pyrenea citado por Mela, Plinio y Tolomeo. Un templo cuyos cimientos ocuparon el macizo que penetra en el Mediterráneo en el actual Cap de Creus. El límite geográfico entre Hispania y la Galia.

La Madonna de Port Lligat de Salvador Dalí
Venus en la Puerta de llegada

Venus recibía también a los navegantes que alcanzaban la costa desde Roma hacía el Finis Terrae. Pero como el lugar es extremadamente abrupto, los barcos fondeaban un poco al sur del cabo, y se tomaba tierra en el actual Port-LLigat, el "Puerto-a de Llegada" que recibía a los peregrinos hacía el oeste en el fondeadero más cercano al templo de Venus Pyrinea.
Desde el templo de Venus partía la ruta del "Callis Ianus" y que siglos más tarde fue sustituida por el "Camino francés a Santiago".

La ruta antigua queda configurada sobre el territorio peninsular uniendo los dos extremos oriental y occidental de la Hispania Citerior: el Cap de Creus en Oriente, donde se emplazaba el templo de Venus Pyrinea, y el Ara Solis en el extremo occidental en el actual cabo Touriñan. Esta ruta hispánica se desarrolla entre la vieira de Venus en oriente y el sol poniente de occidente. Ambos símbolos están muy presentes aún hoy en día en el camino a Galicia.

Conjunción de Venus con el Sol en la Puerta Santa de Compostela

Sobre la Puerta Santa en Compostela y a la vista de todos los peregrinos aparecen grafiados Venus y el Sol alienados tal como ocurrirá el próximo amanecer del día 6. Es el Camino de Santiago la ruta que construye en la tierra la conjunción de Venus y el Sol.

Peregrinos a Compostela




© Carlos Sánchez-Montaña-2012
















.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada